«Figura en violeta»

 

 

 

 

 

Luis Seoane
Argentina-España, 1910-1979


Figura en violeta, 1970

Serigrafía
Ed. 9/50
55 x 37 cm

Colección Ralli

 

De la simplificación a la abstracción

En su trayectoria artística y su camino al esquematismo, Luis Seoane se aproxima a la abstracción. En un proceso de simplificación y depuración de elementos como la forma, el color y el dibujo, recurre a la geometría y crea composiciones a base de colores planos; manchas de color que funcionan de manera autónoma e independientes de la línea, que continúa apareciendo a modo de trazos negros.

Este uso independiente del color y la línea le viene derivado en cierto modo de su faceta de grabador, empleándolos de igual forma tanto en su obra gráfica como plástica.

En “Figura en violeta” vemos el uso de este lenguaje depurado a través de la técnica de la serigrafía. Esta técnica le permite trabajar con un acabado más limpio de los colores, completamente planos.

Más allá de la forma

En ella vemos además un doble juego, una imagen doble, como un guiño a la dualidad de su lenguaje. Por un lado, la forma conformada a partir de manchas de color representa una figura de frente, con lo que parece ser un sombrero o frutero en la cabeza; por otro lado, en el interior del rostro de esta figura se adivinan dos perfiles, uno femenino y uno masculino, a punto de besarse. La figura frontal es representada de busto hacia arriba, a partir de formas geométricas y manchas de color violeta y blanco, combinadas con algunas líneas negras, sobre un fondo de color rosaceo. Mientras tanto, de estos dos últimos rostros vemos solo la forma del perfil, creada a partir de una fina línea negra, sin empleo de la mancha ni ningún otro color. Se recoge así claramente la vertiente figurativa del artista que siempre está presente, incluso en sus obras más abstractas, sin llegar nunca a perderse de vista el motivo.